Emilio González Sainz

Soy yo
Emilio González Sainz
Periedo, Abril de 2017

Una vez dije que pintaba para no tener que hablar.
Ahora, además, que para no tener que pensar.
Porque así me gusta pintar. Sin pensar en nada.
Pienso que pintar y dormir son muy parecidos:
Para dormir me pongo el pijama, me meto en la cama, cierro los ojos y al poco rato entro en el sueño.
Para pintar me pongo la ropa de pintar, me siento delante del lienzo, pintarrajeo un poco por aquí y por allá y me voy concentrando.
Al final entro en el cuadro como entré en el sueño.
Ahora no pienso ni hablo. Paseo feliz por el monte, me siento en una roca y miro. Descanso. Vuelvo a pasear. Y así.
Y así van saliendo estos cuadros.
Yo soy los cuadros.
Lo que sale en los cuadros soy yo.
Unos días soy así y otros asá.
Pero siempre soy yo.

La braña de los noctámbulos
Emilio González Sainz

En el texto de su segunda individual en Utopia Parkway, Emilio González Sainz escribe “al final entro en el cuadro como entro en el sueño,” según esto y parafraseando a Calderón se podría decir que su pintura es sueño, y sus sueños cristalizan en cuadros, siguiendo con este hilo conductor el pintor titula el conjunto de 17 óleos y 9 acuarelas que componen la exposición, “La braña de los sonámbulos”, haciendo referencia a una suerte de territorio acotado, ligeramente elevado por el que deambulan los personajes habituales en los cuadros de EGS y entre los que es frecuente encontrar un caminante alter ego del artista. Hay algo idílico en estas composiciones amables y complejas al cincuenta por ciento, un cierto anhelo de retorno al paraíso perdido y un evidente protagonismo de una naturaleza dulce y misteriosa al tiempo. De alguna manera estas escenas de “sonámbulos” además de aire calderoniano también tienen un cierto tinte “rulfiano”, porque como el lector ante Pedro Páramo frente a estas pinturas el espectador debe de resolver el enigma, construir el relato con las claves y símbolos que el pintor va dejando aquí y allá.

Mención aparte para las delicadas 9 acuarelas, técnica en la que Emilio González Sainz es un maestro. Leves, casi transparentes, profundamente poéticas son el justo contrapunto a la mayor densidad de los óleos.

El pintor Emilio González Sainz suma un nuevo premio nacional
G. BALBONA 03.12.09 Eldiariomontanes.es

El pintor Emilio González Sainz (Torrelavega, 1961), uno de los creadores cántabros con mayor proyección nacional y reconocimiento, ha obtenido otro de los grandes premios nacionales de pintura: ‘Focus-Abengoa 2009’, dotado con 24.000 euros. Una obra característica de su estética y de su mundo pictórico, ‘Paisaje de costa con vagabundo’, ha sido galardonada en esta XXVI edición por un jurado integrado por personalidaes como el artista Guillermo Pérez Villalta.

La pasada primavera, el creador afincado en Casar de Periedo obtuvo también el VI Certamen Nacional de Pintura Parlamento de La Rioja 2009, dotado con 12.000 euros, por su obra ‘Paisaje de costa con pájaros’. El jurado en esa ocasión estuvo presidido por el pintor Antonio López (Premio Velázquez).

El jurado ha destacado ahora la «densidad poética de un lenguaje visual rico en matices y referencias sutiles», así como «la coherencia» en la trayectoria del artista cántabro. En esta edición se han reconocido con sendos accésit, dotados con 6.000 euros, las obra de Eva del Fraile Fiz, ‘Quien ríe el último’, por «la fuerza persuasiva que muestra de una mitología personal capaz de conciliar lo ingenuo con la perversidad de lo ambiguo»; y la de Lupa Wojciech Marek, ‘La pintura para los daltónicos’, que ha considerado «construida con una intensidad estética cosechada en el desarrollo sistemático de recursos expresivos esenciales». El jurado, presidido por Anabel Morillo León, directora general de la Fundación, lo completaban Juan Carrete, Juan Fernández Lacomba, Manuel Sánchez Arcenegui y Jaime Brihuega. La obra del pintor cántabro fue elegida entre 462, de las que 111 eran de artistas extranjeros. Las obras ganadoras pasarán a formar parte de los fondos de la Colección Focus-Abengoa de pintura y obra gráfica.

La inauguración de la muestra con las obras finalistas y premiadas será el día 21 de diciembre, en el Hospital de los Venerables en Sevilla, sede de la Fundación.
En la obra de González Sainz, con una trayectoria en la que asoman cerca de veinte exposiciones individuales y otras tantas colectivas nacionales e internacionales -la última de ellas en Barcelona-, prima su búsqueda en el entorno para componer unos lienzos caracterizados por sus pinceladas rectas y esquemáticas, colores fríos y luces alrededor de un paisaje que apela a la ensoñación y la magia. ‘Mejor artista cántabro’ de la IV edición del Premio del Gobierno de Cantabria 2005, es un pintor «analítico y observador», cuya poética se ha plasmado en «paisajes solitarios, húmedos, norteños, espacios rurales habitados por personajes anónimos, animales, arquitecturas…».

Su obra ha estado presente en trece ediciones consecutivas de ARCO, desde 1996. Vinculado a la galería santanderina Siboney desde hace veinte años, también muestra su obra en salas como Alonso Vidal de Barcelona.